Antonieta Jurado de Otero periodista y directora de Cocina y Vino | Foto: Fran Pallero

Antonieta Jurado de Otero periodista y directora de Cocina y Vino | Foto: Fran Pallero

Entrevista a Antonieta Jurado de Otero periodista y directora de Cocina y Vino

Antonieta Jurado de Otero, periodista y directora de la web Cocina y Vino ha visitado recientemente la isla de Tenerife con motivo de la entrega del Premio Taburiente, de la Fundación DIARIO DE AVISOS, a su marido Miguel Henrique Otero por su lucha en favor de la democracia que le ha convertido en un ejemplo y referencia para miles de venezolanos, latinoamericanos y europeos. Antonieta Jurado viene de asistir a San Sebastián Gastronomika y con numerosos proyectos que desarrollar.

- ¿Cómo nace Cocina y Vino?

“Hemos cumplido 27 años. Cocina y Vino, surge como una revista en Venezuela que fue utilizada incluso en las escuelas de comunicación social y en las de gastronomía, por supuesto. Tenemos grandes trabajos de investigación sobre chefs y platos nacionales e internaciones, más bien se nos criticaba que no teníamos tanto cocinero local. La revista creó el Salón Internacional de Gastronomía, que fue un gran evento porque no había ese boom gastronómico en el mundo y comenzamos con los franceses porque España no había dado aún ese salto. Llevamos a Alain Ducasse, a Robuchon… De repente venimos un día a España y vimos que estaba comenzando a surgir y al primero que llevamos fue a Santi Santamaría, los hermanos Roca, Elena Arzak y a estos muchachos nuevos como Diego Guerrero, Sergi Arola, de una clase extraordinaria. Llevábamos tres invitados internacionales con estrellas Michelin y lo completábamos con el talento venezolano. El único chef que no vino fue Ferran Adrià. A través de Telefónica me responde que por seguridad no va y es que la situación del país ya estaba muy convulsionada, con muchas protestas”.

“Las mujeres somos las que hemos estado pegadas a los fogones, pero las grandes estrellas han sido los hombres” | Foto: Fran Pallero

“Las mujeres somos las que hemos estado pegadas a los fogones, pero las grandes estrellas han sido los hombres” | Foto: Fran Pallero

- ¿Como se produjo el cambio de papel a la web?

“Pues fue en el último salón donde tuvimos ocho invitados españoles y fue cuando hicimos el cambio a la web. Seguíamos sacando la revista, cuya portada siempre era un chef, con carácter mensual. Y así llegamos al mundo entero. Después las redes, Facebook, Instagram… que por cierto tenemos muchísimas visitas. Hoy ves un gran movimiento en las redes, hay periodistas en las calles permanentemente. En el caso de España cada zona tiene su sabor, sus productos, sus cocineros, sus escuelas. El avance de España es extraordinario. Ya no es el cocinero, es la ciencia al lado del cocinero, y el turismo”.

- ¿Pero la revista ya no se edita en papel verdad?

“La revista ya no sale porque el Gobierno venezolano nos ha trancado todo. Pero estamos en la web muy, muy fuertes, pero sabemos que esto es un tránsito porque los gobiernos pasan y los medios quedan. Y volveremos. En Venezuela, con chefs españoles levantando la copa por la libertad. Estamos pensando hacer eventos en España donde acabo de empezar a vivir porque antes vivía en una maleta. Ya he conocido San Sebastián Gastronomika, que me pareció un evento extraordinario, conozco Madrid Fusión y yo no me voy a quedar atrás”

“A quien le gusta la cocina siempre se mete a ver el fogón de la mamá” | Foto: Fran Pallero

“A quien le gusta la cocina siempre se mete a ver el fogón de la mamá” | Foto: Fran Pallero

- Perú ha abanderado una revolución social con Gastón Acurio, México también es muy potente en gastronomía, ¿Venezuela qué papel está jugando en el mundo de la gastronomía?

“Venezuela está pasando los momentos más duros de su historia. Es un problema para mí porque yo hablo de grandes platos en el mundo mientras mi país tiene hambre. Los chefs hacen magia, los pocos restaurantes que quedan abiertos tienen que comprar los productos fuera, en dólares, y con la devaluación que hay en el país es muy difícil mantenerse. Sin embargo, pienso que en las crisis están las grandes oportunidades y estos chefs han logrado a través de ella sacar lo mejor de ellos, una gran creatividad. Venezuela tiene chefs de gran talento que sería un intercambio cultural muy interesante, y ellos también han tratado de formarse. Han estado con Ferran Adrià y en otras grandes escuelas de acá. Arzak o Diego Guerrero tienen pasantes venezolanos, que son muy trabajadores, traen esos sabores y esos aromas del trópico, del Caribe y tienen mucha disciplina”.

- La globalización ha traído influencias, especialmente orientales, de todas partes del mundo. ¿Se corre el riesgo de perder la identidad gastronómica de un territorio?

“Como en el mundo entero. Aquí en España hace cinco años se puso de moda la marca Perú, luego la marca México y ahora hay como una marca hacia el oriente en el mundo. Todos los chefs te ponen algo o tailandés o japonés. Pero estoy muy impactada con España y el trinomio ciencia, estudio y cocina.  Adrià, Arzak, y un mundo de recetas antiguas aquí por explorar”.

 

 “Los chefs venezolanos han logrado a través de la crisis sacar lo mejor de ellos, una gran creatividad” | Foto: Fran Pallero

“Los chefs venezolanos han logrado a través de la crisis sacar lo mejor de ellos, una gran creatividad” | Foto: Fran Pallero

“Las mujeres somos las que hemos estado pegadas a los fogones, pero las grandes estrellas han sido los hombres, pero creo que viene el tiempo de las mujeres”

- Viene de un congreso gastronómico en el País Vasco. ¿No cree que la mujer debería tener más protagonismo en los congresos y en los restaurantes?

“Las mujeres somos las que hemos estado pegadas a los fogones, pero las grandes estrellas han sido los hombres. Hasta esta época, porque creo que es un campo que la mujer ahorita sí va a explotar”.

-Hace 20 años nadie presumía de ser chef, sin embargo, hoy está rodeado de glamour…

“Yo creo que ser chef es de un compromiso, una pasión… Un chef creo que no conoce vida familiar. Ahora son mediáticos y ellos tienen sus redes, pero creo que viene el tiempo de las mujeres. Seguro que sí”.

- ¿Se va a perder la cocina tradicional?

“Hay una convivencia y las nuevas tendencias son bienvenidas. Y ya está el gusto del comensal y es que estas generaciones nuevas vienen con otro tipo de educación. Yo me acuerdo de que en las escuelas cuando uno era chiquito le daban el vino aguado para que fueras conociendo el sabor del vino, ahorita haces eso y ya te meten preso. Los muchachos van perdiendo el paladar del vino, esa moda que se ha abierto ahora de los veganos, vegetarianos… El vino sigue siendo un icono de España y una fuente de placer para el gastrónomo”.

- ¿En la familia se está produciendo la transmisión de los conocimientos culinarios?

“Ahí tienes los celulares (los teléfonos móviles). Antes en la mesa tu disfrutabas del arte de comer, conversar, compartir con la familia y ahora vamos todo el tiempo o sacando la foto del plato, comiendo y hablando con el móvil. Sin embargo, sí creo que la gente que se educó en una buena comida seguirá haciéndolo. Sí creo que van a seguir los grandes platos y las grandes recetas, a quien le gusta la cocina siempre se mete a ver el fogón de la mamá”. | José L. Conde

Share