El restaurante Moral, una apuesta prometedora en el centro de Santa Cruz

Berenjena asada con anguila ahumada y champiñón Portobello | Foto: José L. Conde
Berenjena asada con anguila ahumada y champiñón Portobello | Foto: José L. Conde

La joven pareja Icíar Pérez y Juan Carlos Pérez aporta talento, creatividad y buen género en su proyecto gastronómico

El restaurante Moral, de la pareja Icíar Pérez y Juan Carlos Pérez, ha abierto sus puertas en la calle Pi y Margall, número 13, esquina con Jesús Nazareno, en la capital tinerfeña. La expectación que ha despertado esta apertura gastronómica obliga a reservar ante la posibilidad de no encontrar mesa. La experiencia de Icíar Pérez y de Juan Carlos Pérez en el restaurante Poemas by Hermanos Padrón, en el hotel Santa Catalina, de Las Palmas, con una estrella Michelin y un sol de la Guía Repsol, avalan este prometedor espacio gastronómico que, de entrada, quiere plantear una oferta culinaria que marque diferencias con el resto.

El local, ubicado en una típica casa de 1860, ha sido transformado en en un ambiente diáfano con pocas mesas, creo que siete, y con capacidad para albergar unos 20 comensales, y una pequeña barra. La decoración es austera, respetando los suelos de la casa, y con una sillas de madera, tipo nórdico, confortables. Un lugar que respira la tranquilidad que muestran Icíar y Juan Carlos en su trabajo.

La propuesta culinaria consta de un menú, de 50 euros, y una carta ajustada de platos, variada, con platos clásicos como el lomo alto con mantequilla ‘cafe de París’, con el mejor género y con propuestas como el pato, la codorniz o el guiso de conejo.

De entrada el pan, que adquieren en Rustiko Panadería, se acompaña con un aceite galardonado de Cumbres de Abona y una mantequilla con anchoas. Le siguen, y por este orden, una ensalada de tomate corazón de buey y mar azul en varia texturas aliñado con unos toques de parchita; una agradable berenjena asada con anguila ahumada y champiñón Portobello y unos sabrosos garbanzos con foie, con un potente caldo.

Icíar Pérez y Juan Carlos Pérez, a las puertas de su restaurante
Icíar Pérez y Juan Carlos Pérez, a las puertas de su restaurante

El día de la visita se les había acabado el lomo alto con mantequilla ‘café de París’, que sustituyeron por unas ricas albóndigas de cordero lechal, impecables, con salsa de tomate especiada, un plato que perfectamente podrían incluir en la carta.

Para aquellos que disfrutan con la cocina aviar, la carta incluye unas codornices asadas con jugo de pimientos asados y con pétalos de rosas encurtidas con lichi, que trincha el personal de sala del establecimiento.

Los postres también son elaborados en el propio restaurante. Magnífico y más que recomendable el flan con crema de chantilly y mascarpone. Y otro, que denominan calabaza bajo tierra, que asan hasta conseguir la textura de un tocinillo de cielo, cremoso de chocolate, bizcocho especiado, gelatina de miel tostada, pipas de calabaza garrapiñadas y crujientes de canela y cacao.

Los postres, muy cuidados y elaborados con solidez técnica donde se aprecia el oficio de ambos chefs, demuestran el buen hacer de Icíar y Juan Carlos que han tomado una decisión, muy meditada, que trae aires frescos de buena gastronomía en la capital tinerfeña. Cuentan, y no es una indiscreción, que en una semana ya han tenido comensales repetidores.

La carta de vinos no es muy extensa, y el local tampoco se presta por razones de espacio a contar con una gran cava acristalada donde ver las ofertas de las bodegas. Sin embargo, hay variedad incluso para darse un buen homenaje si la ocasión lo requiere.

El proyecto de Icíar -fue distinguida con el galardón Mejor Jefe de Cocina en los XXXV Premios de Gastronomía de DIARIO DE AVISOS que se entregaron en diciembre de 2020 por su labor al frente de las cocinas de Poemas by Hermanos Padrón- y de Juan Carlos se ha ido larvando con el paso del tiempo en las cocinas donde llevan años trabajando juntos. Ambos, que rondan los 30 años, afrontan ahora un prometedor proyecto gastronómico con la humildad, la ilusión y el talento de que pueden aportar su granito de arena en este complejo mundo de la restauración. | José L. Conde

Restaurante Moral. C/ Jesús Nazareno, nº 20. Santa Cruz de Tenerife
Teléfono: 672 45 15 55
Horario: Miércoles, de 20 a 22 horas; jueves, viernes y sábado, de 13 a 15 horas y de 20 a 22 horas; domingo, de 13 a 15 horas. Lunes y martes: cerrado