Saldanha, desvinculado de sus restaurantes gastronómicos

Armando Saldanha y Patricia Sáez | Foto: José L. Conde
Armando Saldanha y Patricia Sáez | Foto: José L. Conde

El chef Armando Saldanha y su mujer, Patricia Sáez, están desvinculados de su proyecto gastronómico para la capital tinerfeña que agrupaba el restaurante peruano Armor de mis amores, en la calle El Perdón, 5; el oriental El Gato Negro, junto a la plaza de Toros, y el mexicano Amorcito Corazón, en la calle Santa Rosalía 49, que abrió sus puertas el mes pasado.

Saldanha y Sáez emitieron ayer un comunicado a sus clientes, amigos y medios de comunicación en el que señalan que “muy a nuestro pesar” se desvinculan de los espacios físicos de los tres restaurantes mencionados, “aunque no así de sus nombres, conceptos y proyectos que hemos creado con tanto esfuerzo e ilusión. Los motivos que nos llevan a ello es la fractura con la actual gestión en dichas ubicaciones. Por dicho motivo no tenemos nada que ver con la ejecución de dicha oferta en estas tres ubicaciones que no llevan ya el nombre de ‘Armando Saldanha’…

Y tampoco la hospitalidad de Patricia Sáez”.

El texto recoge que “es un momento muy crítico a nivel profesional y personal para nosotros, pero esto nos hará resurgir con más fuerza. Solo agradeceros todos estos años de complicidad gastronómica y cariño recibido que perdurará más allá de todo y que pronto volveremos a vernos, para hacer lo que nos gusta …hacerles disfrutar con nuestra forma de entender la hostelería”.

Saldanha recibió el pasado año el galardón a Mejor Cocina Internacional en los XXXV Premios de Gastronomía de DIARIO DE AVISOS.