AMPLIACIÓN | Bahía del Duque y Braulio Simancas cierran de mutuo acuerdo el restaurante Las Aguas

Braulio Simancas
Braulio Simancas

El establecimiento, con una cocina de vanguardia apostando por la calidad de la materia prima local, ha sido reconocido por la crítica nacional y contaba con dos soles Repsol

El hotel Bahía del Duque y el chef Braulio Simancas han acordado poner fin al proyecto gastronómico que emprendieron hace nueve años en el restaurante Las Aguas, que ha apostado por una cocina de vanguardia, pero con una materia prima local de calidad.

Portavoces del hotel han expresado su agradecimiento al trabajo y compromiso de Simancas durante estos años, que se ha materializado con el reconocimiento de huéspedes y clientes del establecimiento, así como con el de la crítica especializada nacional. El restaurante cuenta en la actualidad con dos soles de la Guía Repsol y ha sido candidato en los últimos años a una estrella Michelin.

Braulio Simancas comenzó a destacar con su cocina en El Silbo Gomero, en Los Majuelos de La Laguna, donde su peculiar manera de entender la gastronomía le hizo ganar un montón de adeptos. Aquí fue donde recibió su primer galardón, en la XXIX edición de los Premios de Gastronomía de DIARIO DE AVISOS, al Mejor Jefe de Cocina.

Ya en Las Aguas, concretamente, en la edición XXXI de los Premios de DIARIO DE AVISOS-Dorada Especial, fue reconocido con el galardón de Mejor Restaurante Canario.

 Las Aguas en esa última etapa ha ahondado en la cocina canaria y sus raíces, y consolidado una bodega con más del 90% de referencias del Archipiélago. Braulio Simancas realizó hace dos meses unas declaraciones a DIARIO DE AVISOS en las que afirmaba que su cocina era “nacionalista, pero no en sentido político”. Simancas abrirá a partir de ahora un periodo de reflexión sobre cuál va a ser su destino profesional, barajando actualmente varias propuestas.

Por otro lado, el Bahía del Duque dilucidará qué destino dará al restaurante, ubicado en un balcón privilegiado junto a las zona de las villas del hotel.  Un cierre amistoso que pone fin a una etapa donde la buena gastronomía ha estado más que presente. | José l. Conde