El roscón mantiene su hegemonía en Reyes, pero se renueva en sabores y formas

Roscón de Reyes | Foto: El Heraldo
Roscón de Reyes | Foto: El Heraldo

Los roscones mantendrán y con buena nota su breve pero intensa hegemonía entre los dulces para el Día de Reyes, y prueba de ello es el aumento de la oferta, que este año se inspira e invita al teatro, incluye figuritas de los dibujos de la Patrulla Canina o es el premio para los que reciclen vidrio.

En Cataluña, el Gremio de Pastelería prevé vender estos días un 3 % más y superar los 900.000 roscones; en Madrid, la cadena Rodilla ha anunciado que sus pasteleros amasarán de nuevo a mano cerca de otras 10.000 unidades, siguiendo su particular receta tradicional, con el de relleno de nata como estrella.

La cadena Uvepan, que advierte contra el que llaman “engaño” de algunas superficies comerciales que ofrecen “un bollo con forma de roscón” con “ingredientes alterados, falsas proporciones y precios low cost”, espera vender en sus 20 tiendas 20.000 roscones de distintos tamaños, uno de ellos con un diamante en su interior (como en las navidades del año anterior).

Tartalia, por su parte, ha pasado de los premios de hasta 5.000 euros de 2016 a la campaña “Te llevamos donde tú quieras”, que reparte tarjetas regalo para viajar.

En torno al roscón se convocan, además, degustaciones masivas -los palentinos compartieron el 29 de diciembre 6.500 raciones- o actos solidarios, como el organizado por Cáritas en Bilbao para el 4 de enero, que recaudará un euro por ración de un roscón de 500 kilos.

E incluso campañas de concienciación: Ecovidrio regalará también el 4 de enero 2.500 roscones a quienes reciclen un kilo de envases de vidrio en un contenedor instalado ex profeso en Madrid.

La demanda de roscón a primeros de año es sólida y por ello Europastry, una de las principales empresas de masas congeladas, ha diseñado un modelo a partir de los protagonistas de “La Patrulla Canina”, con una figurita en su interior de alguno de los personajes de esta popular serie de dibujos animados.

Además, ha renovado la receta de sus roscones, que ahora cuentan con una masa de “más volumen y más ligera”, están rellenos de “mousselina de crema” en vez de los de nata de origen animal y están decorados con cerezas y calabazas rojas y verdes, discos de naranja, almendra palito en vez de laminada y azúcar humedecido.

Las novedades también llegan de la mano de la pastelería de autor como la de Nunos, donde el maestro José Fernández ha diseñado una “colección limitada” inspirada en cinco obras de teatro (Espinete no existe, Leo Harlem, El Test, El Amor sigue en el aire y La ratita presumida).

Bajo sus colores y formas se esconden entradas de teatro y descuentos para asistir a espectáculos fruto de un acuerdo con el Grupo Smedia.

El chef pastelero Alejandro Montes ha ampliado este año en Mamá Framboise su variedad de roscones -clásico, chantilly, frambuesa y chocolate- con uno nuevo de guirlache con brioche de praliné, relleno de praliné crujiente, ganache montada de caramelo y frutos secos caramelizados.

El roscón artesano llega incluso a venderse sólo previa reserva, como en Viena Lacrem, un establecimiento situado en el madrileño barrio de Chueca que se precia de elaborar “con mucho mimo” en su obrador “uno de los postres más típicos de la Navidad” con su receta exclusiva y rellenos “suaves y cremosos”.

El maestro pastelero Roberto Martín Comontes, del centenario obrador y salón de té El Riojano -en plena calle Mayor de Madrid- es de los que elabora roscones durante todo el año y se pregunta “por qué meter más sabores” a un producto que ya cuenta con el “aroma del azahar” y que ha nacido para “ser mojado en chocolate o en café”. | Angélica Quintana| EFEAGRO