La restauración tinerfeña afronta 2017 con una oferta novedosa

Braulio Simancas (i) junto a Jorge Peñate
Braulio Simancas (i) junto a Jorge Peñate

Destacan Jorge Peñate, en Las Rocas (Jardín Tropical); Susana Gallardo en Larena 53; ‘Nacho’ Hernández, en Jaxana; y Fran Relea con un japonés en el Bahía del Duque

La gastronomía vuelve a repuntar en la isla de Tenerife y este 2017 trae algunas novedades que merece la pena reseñar y que anticipan, dados los profesionales de la cocina que hay detrás, momentos de éxito.

Uno de ellos es el restaurante Las Rocas, ubicado en el hotel Jardín Tropical de Adeje, donde ha comenzado a trabajar recientemente Jorge Peñate, que hasta hace poco colaboraba codo a codo con Braulio Simancas, en Las Aguas, del Bahía del Duque. Jorge Peñate es una de las promesas de la gastronomía de las islas y ofrecerá creatividad, imaginación y buenas materias primas en este nuevo emplazamiento pegado al mar. Hay que señalar que la llegada del director general Saad Azzam al Jardín Tropical ha supuesto una revalorización del aspecto gastronómico que incluye también la contratación de Esteban Gómez como chef ejecutivo. Gómez es sobradamente conocido por sus trabajos, entre otros en La Pitera y su paso por el Grupo Monkey

Cambios también se avecinan de manera inmediata en el Norte de Tenerife. Nada más pasar la fiesta de Reyes el restaurante Lucas Maes, sito en La Orotava, dará un giro radical. De entrada, pasará a denominarse Larena 53 y será Susana Gallardo, quien junto al vasco Ernesto Erkoreka en los fogones, luchará para que este renovado espacio gastronómico ocupe un lugar destacado en el Norte de la isla. Mientras el chef Lucas Maes seguirá con el restaurante Sucás, en Costa Adeje, y el asesoramiento del Aqua en el Royal Sun, en Santiago del Teide.

Nacho Hernández | Foto: J.L.C.
Nacho Hernández | Foto: J.L.C.

Fusión oriental. Otro cambio para la capital proviene del chef Ignacio ‘Nacho’ Hernández quien en breve abrirá la puertas de Jaxana Restaurant, muy próximo al Kazan, ambos en la calle Milicias de Garachico. ‘Nacho’ Hernández tiene una cocina muy bien definida, sorprendente, que fusiona lo oriental, peruano y todo aquello que se le pase por la cabeza. Su apertura redundará sin duda en la capital que parece que se inclina por la cocina extranjera.

Esta culinaria de fuera tiene un exponente también en Armando Saldanha que con el paso del tiempo ha abierto ya tres restaurantes, Amorcito Corazón, Amor de mis Amores, y, en breve, El Gato Negro (en Navidades está abierto para reuniones privadas). Los dos primeros en la calle del Perdón y el último en la Rambla de Santa Cruz, en lo que antiguamente fue El Gallo Rojo. Un mexicano, un peruano y una cocina cantonesa son la oferta que Saldanha ha querido diferenciar en cada uno de estos establecimientos, además de la vermutería en el Círculo de Bellas Artes.

Fran Relea, del Kazan, proyecta abrir a principios de año un japonés en el hotel Bahía del Duque, destinado no solo a los huéspedes sino también a aquellos que deseen degustar esta culinaria en un ambiente diseñado con cocina a la vista y primeras materias primas. Estas son algunas novedades significativas que seguro que darán que hablar, y mucho, en 2017. | José L. Conde