En las terrazas también se puede comer bien

Tapa de ensaladilla | Foto: Kubo
Tapa de ensaladilla | Foto: Kubo

El Kubo de la plaza Weyler presentó ayer una oferta culinaria que va desde las tapas hasta los platos calientes elaborados al momento

Santa Cruz de Tenerife cuenta con un clima envidiable donde es posible tomarse un café, una tapa, comer o cenar en una terraza prácticamente durante todo el año. Esta es la intención que ha movido al empresario Rafael Macía, en el renovado y moderno Kubo, sito en la playa Weyler de esta capital.

Ayer al mediodía presentó a los medios de comunicación su oferta gastronómica y, ya por la noche, tuvo lugar el acto de inaguración de esta cafería que ya está a pleno rendimiento.

Rafael Macía encargó el diseño de esta cafetería al arquitecto Eustaquio Martín con la finalidad de que se mimetizará de día con el entorno, mientras que por la noche se convirtiera en un prisma de luz Led.

La oferta gastronómica de esta cafetería persigue “mantener lo de siempre, pero al mismo tiempo adaptarse a los nuevos tiempos”. Para ello se cuenta con una cocina bien dotada y con un equipo humano que dirige el cocinero Reinaldo Báez quien ha trabajado en el portuense hotel Botánico.

La carta dispone de una variedad de bocatas gourmet entre los que se hay desde jamón ibérico, salmón ahumado, hamburguesas o vegetales elaborados con un pan de calidad.

Para la hora del aperitivo, tan de moda en estos momentos, está previsto vermut, cañas, vinos o cavas que siempre son acompañados de una tapa.

Macía ha buscado proveedores de calidad para sus productos alimenticios y de bebidas, entre los que figura El Gusto por el Vino. Destacables las anchoas, mejillones, berberechos, boquerones, etcetera.

La carta menú consta de ensaladas, carpacios, tartar, papas bravas, tataki, croquetas, pulpo asado, langostinos, huevos fritos de corral con foie, con papas y gulas o con bacon ibérico, empanadillas, calamares, etcéra. Y todo preparado al momento. | José L. Conde