Clemente diseña nuevos platos con frutas exóticas

Imagen de las frutas exóticas utilizadas por Juan Carlos Clemente | Foto: J.L.C.
Imagen de las frutas exóticas utilizadas por Juan Carlos Clemente | Foto: J.L.C.

Los ingredientes han sido cultivados por particulares en fincas de Tenerife

La buena climatología de las Islas permite que frutas exóticas, da igual que procedan de México o de Vietnam, se cultiven con éxito en Canarias. Quien así se expresa es el chef Juan Carlos Clemente que impartió una masterclass en el Aula Makro de Madrid Fusión donde aprovechó para cocinar diversas frutas, todavía bastante desconocidas, y que se cultivan ya por agricultores particulares.

Clemente presentó en el taller gastronómico tres frutas que los presentes desconocían en su totalidad. Se trata de la temoya, el canistel y el cuadingulari, cada uno con sus especiales características que cocinó con ingredientes típicamente canarios como la cebolla de Guayonje, el atún, el conejo y el cerdo.

Clemente, un defensor acérrimo de los productos canarios, señaló las principales características de estos frutos y sus propiedades. Añadió también que las semillas secadas de papaya se pueden utilizar, tras un majado, como si fuera pimienta negra.

El chef desarrollado un proyecto en La Granja Verde, en el municipio de La Orotava, donde se cultivan verduras y hortalizas y además crían animales de razas autóctonas. Esta granja, que cuenta con un restaurante, también permite comprar verduras y frutas o simplemente disfrutar de un día en el campo.

Clemente, que estuvo apoyado en la cocina por José Miguel Barrera, insistió en las posibilidades que tiene el archipiélago para plantar especies procedentes de otros lugares del mundo.

De la temoya dijo que era muy parecida a la chirimoya; del canistel, cuya textura es similar a la yema de huevo, mientras que la cuadingulari se aproxima a la fruta de la pasión.

El también vicepresidente de la Federación de Cocineros y Reposteros de Canarias (FACYRE) señaló, por último, la importancia de aprovechar los recursos y alimentos autóctonos. | J.L.C.