La DOP Islas Canarias acude a una feria en Nueva York

Los bodegueros dan a conocer sus referencias a potenciales clientes a través de un importador estadounidense

Una representación de bodegas de la Denominación de Origen Protegida Islas Canarias participó esta semana en la undécima edición de la feria de vinos organizada en Nueva York por el importador estadounidense David Bowler Wines (Manhattan). Tajinaste, Monje, Viñátigo y Frontón de Oro han sido las cuatro bodegas que han estado presentes en esta importante cita con esta firma que importa los caldos canarios a Nueva York, Pensilvania, New Jersey y California. En el evento también han tomado parte otras cuatro bodegas de las Islas: Bermejo, Cráter, Matías y Torres, y Viñamontes.

Los bodegueros de la DOP Islas Canarias tuvieron la oportunidad de presentar sus vinos a una selección de potenciales clientes y luego intervinieron en una cata. Los organizadores, dada la participación y las particularidades de las referencias del Archipiélago, promovieron la celebración de una charla en la que los asistentes pudieron conocer las características de estos vinos, de las bodegas, de las tierras de cultivo y de otras características. Durante la estancia en Nueva York, los representantes de la DOP también mantendrán otra serie de contactos y reuniones con potenciales clientes y realizarán otras degustaciones y catas.  Se trata, sin duda, de un gran escaparate para los vinos de la Denominación de Origen Protegida Islas Canarias, varios de cuyos caldos ya se importan en Estados Unidos a través de David Bowler Wines. “Para nosotros supone una oportunidad muy buena de exponer y dar a conocer nuestros productos y la marca canaria como referente de vinos con características muy diferenciadas y particulares. Es un paso más en la labor de promoción que estamos desarrollando dentro de la Denominación de Origen Protegida Islas Canarias”, explica Felipe Monje, de las bodegas que llevan su apellido por nombre.

Por su parte, Agustín García Farráis, de Tajinaste, defiende  la promoción de las referencias de las islas de cara al exterior. “Las cosas se pueden hacer manteniendo zonas singulares, pero ahora tenemos una plataforma común y un objetivo común que es la Denominación de Origen Protegida (DOP) Islas Canarias.