MANDUCATORIA | Mollejas a la leonesa

Mollejas a la leonesa | Foto: Manducatoria
Mollejas a la leonesa | Foto: Manducatoria

Los que tienen prejuicios gastronómicos no saben lo que se pierden con el amplio abanico culinario que ofrecen las vísceras. Una buena dosis de ácido úrico a base de sesos, riñones, higadillos o lengua es un estímulo para el paladar y una invitación al sopeteo descarado en las salsas (excepto los sesos) en los que suelen cocinarse. En este caso vamos a preparar mollejas a la leonesa, un plato cuya única dificultad es pelar las mollejas…

Ingredientes:

½ kilo de mollejas de cordero

Cebolla picada

Un diente de ajo

Pimentón agridulce

Un vaso de vino blanco

Una pimienta

Sal

Elaboración:

Se lavan bien las mollejas en agua para desangrarlas y luego se escaldan durante unos cinco minutos en agua hirviendo.

Ahora viene lo más complicado: armarse de paciencia y pelarlas una a una. No vale hacer trampa porque en caso contrario se engurruñan y no quedan bien, así que el plato no gustará ni a nuestros invitados ni a nosotros mismos. Este paso del proceso es laborioso y justifica que en algunos restaurantes no sea un plato precisamente barato.

Una vez peladas las mollejas, en una olla ponemos la cebolla y el ajo picados. Cuando estén pochados se salan las mollejas y se saltean hasta que estén doradas.

Luego se añade el vino blanco, el pimentón y se pone a guisar al fuego. Se añade la pimienta y al rato se prueba de sabor, si está muy picante –en función del gusto de cada uno- se retira la pimienta para que el ardor no vaya a mayores. (De forma opcional se puede añadir una cucharada de salsa de tomate).

Se termina de hacer a fuego lento y el tiempo variará en función de lo que hayamos dorado las mollejas al principio.

Luego se sirven acompañadas de un buen pan con el que rebañar la salsa…

Pistas: Hay dos sitios en Santa Cruz de Tenerife donde preparan mollejas riquísimas. Uno de ellos es Los Troncos [c/ El Perdón, 17. Teléfono 922 28 41 52], que además uno de los pocos restaurantes donde se puede comer sesos, hígados y riñones cocinados de forma espléndida. El otro es El Aguarde [c/ Costa y Grijalba, 21. Teléfono922 28 91 42], que prepara unas mollejas además de ricas, inolvidables.| Manducatoria