El 72% de los trabajadores prefiere comer fuera de la oficina

 

Foto: Sascha Kohlmann
Foto: Sascha Kohlmann

La elección más demandada es un menú saludable y cada vez más el precio es determinante a la hora de elegir restaurante

El 72 por ciento de los trabajadores españoles prefieren salir a comer fuera de la oficina para hacer un descanso laboral; de ellos un 61 por ciento acude habitualmente a un restaurante, y, en estos casos, la elección más demandada es un menú saludable (80%).

En Europa solo el 35 por ciento prefiere salir fuera de su lugar de trabajo; tras los españoles, son los checos con un 44,7 por ciento; los eslovacos con un 32,6 por ciento; y los italianos con un 30,3 por ciento, los que más acuden a restaurantes.

Estos datos se desprenden del barómetro FOOD, un estudio que analiza cada año los hábitos alimenticios de los trabajadores y que, en esta edición, ha recopilado la opinión de más de 4.600 trabajadores y 670 restaurantes de siete países europeos.

Los establecimientos de comida rápida, con un 7,2 por ciento y las cadenas de sándwiches y comida preparada, con un 3,7 por ciento, son las otras dos opciones de los trabajadores españoles para comer durante la jornada laboral.

Entre los datos que más llaman la atención destaca el crecimiento en el porcentaje que hace referencia al valor que se le da a la calidad nutricional del restaurante. Así, el pasado año sólo un 27,9 por ciento afirmaba importarle, mientras que en esta encuesta esta cifra alcanza un 66,3 por ciento.

Las verduras son un imprescindible en la dieta del 61,9 por ciento de los trabajadores que comen fuera de casa, a diferencia de otros países europeos. Además, en España le damos mucho valor a los productos locales y de temporada, un 69,6 por ciento, que se han convertido en un básico de nuestros platos.

En comparación con el barómetro de 2012, los datos generales en Europa muestran que el número de empleados europeos que come en una sala común de la empresa se ha incrementado levemente (37%) mientras los restaurantes siguen siendo el segundo lugar elegido para comer por los mismos (29%); la tercera opción preferida por los trabajadores, con un 21 por ciento, es comer frente al ordenador.

Pero sin duda, el dato más revelador de este estudio es que los trabajadores europeos prestan tanta atención a lo que comen, como a lo que gastan, por ello un 44 por ciento come menús elaborados en casa, en comparación con el 39 por ciento de 2012. Cabe destacar que para los que eligen comer en restaurantes, la calidad nutricional de los alimentos y el precio de los mismos están al mismo nivel de importancia (70% cada uno).

Importa cada vez más el precio. Por otro lado, mientras en 2012 sólo un 12,3 por ciento consideraba determinante el precio a la hora de elegir el sitio donde ir a comer, en esta edición del estudio la cifra se eleva hasta el 43,2 por ciento.

El estudio señala que en la actualidad tan sólo un 38,8 por ciento de los establecimientos de restauración están comprometidos con los hábitos de alimentación saludable. Aunque, al intentar conocer las causas, el 73 por ciento de ellos señala que no es tan complicado preparar y servir comidas saludables y equilibradas lo que desmiente tópicos como el hecho de que se requiere más tiempo para cocinar menús saludables o que aumentan el coste.

Sin embargo, muestra que el 68,3 por ciento de los restaurantes está dispuesto a modificar su menú y hacerlo saludable para contribuir en la difusión de una alimentación sana y equilibrada, tal y como recomienda el programa FOOD de Edenred. | Europa Press