Catedral de sabores y emociones bajo el risco del mágico Tigaiga

 

Francisco González y Fernando Castilla
Francisco González y Fernando Castilla

 

Francisco González, en la gestión de la sala, y Fernando Castilla, en los fogones, construyen un espacio singular, de calidad y lleno de inspiración en Los Realejos

Francisco González y Fernando Castilla, o Fernando Castilla y Francisco González, como se prefiera en el orden, que, seguro, y bastará con conocerlos, a ellos les da igual: exactamente lo mismo. Francisco, en la gestión de la sala y la atención en la barra, y Fernando Castilla, en la creatividad culinaria, tienen el orgullo de haber creado en el núcleo casi rural de Tigaiga, justo debajo de la cordillera del mismo nombre (en el término municipal de Los Realejos), una catedral del placer culinario y de las emociones, que son las que activan y se derivan del trato humano que ofrecen los copropietarios de la tasca restaurante Me Gusta (TR Me Gusta).

Es un espacio concebido para la gastronomía y para el ocio, para someterse a emociones y placeres en un ambiente que ayuda demasiado, tanto por el establecimiento en sí, que es elegante, ligero y funcional, muy cómodo, como por la aptitud de sus gestores: cercanos, familiares, amables y cariñosos, muy cariñosos. Y claro, con estas señas, que son la pura realidad, qué más se puede pedir. Claro, ya sé…, que se coma bien y que además no sea caro, y que la cocina tenga un punto especial, diferente, propio, casi mestizo, creativo…, y que halla presencia en ella de productos de la zona, de la Isla, de Canarias. Pues bien, todo esto, todo, está en TR Me Gusta; o sea, que se come y atiende con excelencia y, además, los precios tienen un bien buscado equilibrio entre la calidad de lo ofrecido y el servicio muy profesional que se presta en sala y cocina. Con estos mimbres, solo se podía elaborar un buen cesto, una canasta que se halla en el bello Tigaiga, en Los Realejos; que tiene firma compartida de Francisco González y de Fernando Castilla, y que lleva por nombre TR Me Gusta. Este restaurante joven, juvenil, que se acerca a las tradiciones para crear con solvencia, se puso en marcha en marzo del año 2012 y abre de lunes a sábado, de 12.30 a 16.00 y de 19.30 a 23.00. Los domingos y los festivos, de 12.00 a 17.30. La cocina de este local, según explica el chef Fernando Castilla, se puede definir como “una mezcla de cocina canaria con toques de mediterránea y de asiática”, con platos elaborados al momento, “sin montajes”, y “nada de cocina preparada o precocinada”.

En TR Me Gusta domina la artesanía, el ahora, y el resultado obtenido demuestra que la creación sencilla no está reñida con lo sabroso y lo suculento, con el placer y el colorido en las composiciones de lo que se sirve. El restaurante está bajo la sombra del risco de Tigaiga, en una casa antigua (año 1903) rehabilitada. El contacto se puede hacer a través de Facebook o por medio de los teléfonos 922 346 655 y 627 751 279. La oferta culinaria es apta para celiacos.

Bodegas Monje riega el menú degustación. El menú degustación que definió para la ocasión la tasca restaurante Me Gusta (TR Me Gusta) se acompañó de una selección de caldos gentileza de Bodegas Monje, ubicadas en El Sauzal y con denominación de origen Tacoronte-Acentejo. Los tres entrantes (ensalada con guacamole, queso asado y calamares) y el primer plato, el cherne, se acompañaron de un blanco del año seco y glotón, el Drago, con listán blanco y servido a la temperatura adecuada. Para el solomillo de cerdo, la selección fue un Hollera maceración carbónica de 2012, con listán negro, refrescante y puro zumo. El remate, junto a un bombón intenso y verdadero con nata, se dejó para un generoso de listán negro (2004) denominado Miguel Monje Padre. | Román Delgado