LAS MADRES DE NUESTROS CHEFS | “A mí nunca me dijo que quería ser cocinero. Yo misma estoy sorprendida”

Blanca Nieves Yanes Guzmán, con su hijo Seve Díaz, en el comedor de su restaurante | Foto: J. L. Conde

Blanca Nieves Yanes Guzmán, con su hijo Seve Díaz, en el comedor de su restaurante | Foto: J. L. Conde

Blanca Nieves Yanes Guzmán, del portuense barrio de Punta Brava, hubiera preferido que su hijo Seve Díaz hubiera continuado con el oficio de guitarrista

Blanca Nieves Yanes Guzmán responde contundente cuando se le pregunta qué sensaciones vivió cuando su hijo, Seve Díaz, le dijo que quería dedicarse al mundo de la gastronomía: “A mí nunca me dijo que quería ser cocinero. Yo misma estoy sorprendida”.  (más…)

Share

LAS MADRES DE NUESTROS CHEFS | “No es que tenga amor de madre, pero me gustan todos sus platos”

Annia González Pérez, con su hijo Abel Ferrándiz, chef del restaurante Compartir QBA | Foto: J.L. Conde

Annia González Pérez, con su hijo Abel Ferrándiz, chef del restaurante Compartir QBA | Foto: J.L. Conde

Annia González Pérez dice que su hijo Abel Ferrándiz, del restaurante Compartir QBA, hereda las habilidades culinarias de su abuelo que regentaba una pastelería en Cuba

Annia González Pérez no oculta el amor y la devoción que siente por su hijo el chef Abel Ferrándiz del restaurante Compartir QBA, ubicado de la avenida Marítima de Candelaria. (más…)

Share

LAS MADRES DE NUESTROS CHEFS | “Le dije que estaba loco si pensaba abrir un restaurante creativo”

Montserrat Bedia, madre de Omar Bedia, el restaurante AIE en El Sauzal | Foto: J. L. Conde

Montserrat Bedia, madre de Omar Bedia, el restaurante AIE en El Sauzal | Foto: J. L. Conde

Montserrat Bedia, madre de Omar Bedia, chef del AIE en El Sauzal, afirma que su hijo le ha enseñado muchas cosas de la cocina: “Yo jamás había comido atún crudo”

“Le dije que estaba loco si pensaba abrir un restaurante creativo” como el AIE, cuenta Montserrat Bedia, madre de Omar Bedia, chef del citado restaurante de El Sauzal. “Ya es difícil hacer de comer, imagínese lo que él hace, mezclar sabores es un riesgo, puede que le guste a la gente o no”, afirma riéndose la madre, quien pese a considerarlo una locura aceptó desde la inauguración y ya han pasado siete años,  dejar su empleo en un centro de mayores para ponerse a las órdenes de su hijo en la cocina. (más…)

Share

Ir arriba