Los clientes alojados en el hotel pudieron degustar en los diferentes stands situados alrededor de la piscina de una muestra de la sabrosa gastronomía del hotel

Los clientes alojados en el hotel pudieron degustar en los diferentes stands situados alrededor de la piscina de una muestra de la sabrosa gastronomía del hotel

Con motivo de la celebración este año del 25 aniversario de la inauguración del Gran Hotel Bahía del Duque, el pasado martes se celebró un evento consistente en una noche de Food Truck que resultó un éxito de público.

Los clientes alojados en el hotel pudieron degustar en los diferentes stands situados alrededor de la piscina de una muestra de la sabrosa gastronomía del hotel. Uno de los más visitados fue el de pizzas y focaccia al taglio. En este se pudieron degustar las variantes de margarita, caprichosa y vegetal, mientras que la focaccia fue la emiliana (rúcula, jamón de Parma y mozzarella)

La ‘pasta loca’ hizo disfrutar a los clientes con los rigatoni sicilianos (berenjena, tomate y anchoas), troffie con boletus  parmesano y el antipasto (embutidos, encurtidos caseros y quesos).

El kiosko del restaurante Alisio trajo lo mejor del mercado: poke de salmón, crudités con salsas, pan bao de cochino ibérico y dim sum de pato con mayonesa de soja.

Del horno Josper salieron degustaciones de pollo coquellet, verduras asadas y papas en chaqueta, mientras que del restaurante Sua llegaron elaboraciones de tapeo: tabla de quesos españoles, montaditos de jamón ibérico con tomate, de atún escabechado, de ensaladilla y langostino, banderillas, brochetas de pimientos de padrón y chistorras, brochetas de verduras mixtas, pincho de beef, y salmón y pescado de lonja al grill.

En el mercado improvisado también participó la Brasserie con un quiche lorraine, otro de espinacas, ensaladas de migas de queso de cabra y frutos rojos, mini fondue de parmesano y tomate y chateaubriand, salsa bearnesa y papas fritas.

El beach se atrevió con una paella mixta XXL y La Hacienda con totopos con guacamole y menta, langostino enchipotlado, cochinita pibil y tinga de pollo.

El toque final corrió a cargo de los postres: estación de helados y tartas artesanas, mousse de chocolate y limón.

Share