El 83% de los consumidores reconoce que le han ofrecido licores o cremas en envases sin etiquetar cuando el obsequian con el tradicional "chupito" después de una comida | Foto: abocados.es

El 83% de los consumidores reconoce que le han ofrecido licores o cremas en envases sin etiquetar cuando el obsequian con el tradicional “chupito” después de una comida | Foto: abocados.es

La mayoría desconoce la existencia de una normativa de 2014 que prohíbe el trasvase y rellenado de bebidas espirituosas en “frascas” asépticas y sin etiquetado

El 83% de los consumidores reconoce que le han ofrecido licores o cremas en envases sin etiquetar cuando el obsequian con el tradicional “chupito” después de una comida en un local de hostelería, según un estudio presentado hoy por la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE).

Es uno de los datos que se han dado a conocer en la presentación de la campaña para la concienciación del correcto envasado y etiquetado de los licores en hostelería “Auténticamente auténtico” que se ha presentado hoy en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El informe, realizado con una muestra de 400 consumidores y 200 hosteleros, recalca además que el 67 % de los consumidores desconoce la existencia de una normativa de 2014 que prohíbe el trasvase y rellenado de bebidas espirituosas en “frascas” asépticas y sin etiquetado.

Es una costumbre muy arraigada, pues ocho de cada diez locales de hostelería ofrecen este “obsequio” de sobremesa a sus clientes al finalizar sus comidas o cenas, pero sólo el 43% pide que se le sirva en las botellas originales.

Los españoles somos muy marquistas pero "por alguna razón" esta exigencia se relaja a la hora de este obsequio de licores de sobremesa en hostelería

Los españoles somos muy marquistas pero “por alguna razón” esta exigencia se relaja a la hora de este obsequio de licores de sobremesa en hostelería

El presidente de FEBE, Bosco Torremocha, ha señalado que la idea de esta campaña “en positivo” es mejorar el conocimiento de los consumidores de esta normativa de comercialización en hostelería que es “nuestro principal cliente”, para que sigan disfrutando de este obsequio con la seguridad de saber qué se está tomando.

“Los españoles somos muy marquistas y nos gusta diferenciarnos en el consumo”, ha explicado, pero “por alguna razón” esta exigencia se relaja a la hora de este obsequio de licores de sobremesa en hostelería.

En el lado de los establecimientos hosteleros, el 81% de los responsables de establecimientos encuestados conoce la normativa, aunque “no profundiza en la realidad de la misma”.

El 76% considera que es una norma “fácil de aplicar” y sólo al 13% le genera “inquietud” la obligatoriedad de servirlos en su botella debidamente etiquetada.

Con el apoyo de la Federación Española de Hostelería (FEHR)y el Gobierno, la campaña busca garantizar la trazabilidad de las bebidas espirituosas y evitar las prácticas que limiten el derecho de los consumidores respecto a la información sobre los licores y cremas que disfrutan.

El consumidor tiene "derecho a saber" qué está tomando | Foto: abocados.es

El consumidor tiene “derecho a saber” qué está tomando | Foto: abocados.es

La campaña de medios, que arrancará con el inicio del Mundial de Fútbol, se centrará especialmente en mensajes a través de la radio, aunque también se complementará con acciones online y formativas para los profesionales.

La subdirectora de control alimentario del Ministerio, Cristina Clemente, ha dado la bienvenida a esta campaña similar a la que ya se llevó a cabo con las aceiteras irrellenables y cuya intención es el cumplimento de una norma que se redactó desde este organismo en 2014.

“Este tipo de acciones sirven para remar todos en la misma dirección” ha dicho, de cara a mejora la calidad y la seguridad alimentaria de los productos que llegan al consumidor y “garantizar la autenticidad” de lo que se toma.

“Para el Ministerio, una etiqueta no es ni más ni menos que un contrato entre operador y consumidor”, que tiene “derecho a saber” qué está tomando.

Ha recordado que las autoridades competentes para el cumplimiento de esta norma son las comunidades autónomas, que son quienes tienen que aplicar y abrir expedientes cuando no se cumple con la obligatoriedad del etiquetado.

La FEBE aglutina a 120 empresas productoras en España, que tienen un volumen de negocio de 7,800 millones de euros y genera 2.300 millones de euros en impuestos indirectos. | EFEAGRO

Share