Vendimia en La Frontera | Foto: Cabildo de El Hierro

Vendimia en La Frontera | Foto: Cabildo de El Hierro

La Universidad Rovira i Virgili, de Tarragona afirma que los viticultores y bodegueros herreños pueden elaborar “elaborar vinos únicos, de varietales únicas en el mundo”

La isla de El Hierro es un referente en biodiversidad para la vid, cuenta en la actualidad con 8 varietales locales, únicos, de los 19 que hay reconocidos hasta hoy en el archipiélago canario, según los estudios de la Universidad Rovira i Virgili, de Tarragona.

Así lo puso de manifiesto la investigadora y doctora Francesca Fort en la conferencia que impartió en el municipio herreño de El Pinar, donde presentó el estudio de prospección varietal de la vid en El Hierro, promovido por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de El Hierro, gracias al patrocinio del Cabildo herreño.

Francesca Fort es Profesora Titular de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona y coordinadora del Área de Biología de la Vid del Grupo de Investigación en Tecnología Enológica de esta universidad. La Universidad Rovira i Virgili es una de las cinco primeras universidades de España en la clasificación (ranking) tanto en calidad docente como en calidad investigadora, y está entre las 600 del mundo.

Los expertos hablan de cinco “joyas” vinícolas novedosas y sorprendentes | Foto: Enrique Tapias

Los expertos hablan de cinco “joyas” vinícolas novedosas y sorprendentes | Foto: Enrique Tapias

Fort expuso las peculiaridades de los resultados obtenidos, habiéndose corregido unos 25 errores en los nombres de las variedades. Además, se identificaron 14 cepas que los viticultores entregaron su material vegetal para analizar como variedades desconocidas.

Tres muestras resultaron ser mutaciones rosadas de la variedad Marmajuelo (ya descritas en la Base de Datos Vitis Canaria) y una identificada por primera vez como un Marmajuelo negro (pendiente de confirmación definitiva).

También por primera vez, se presenta una variedad muy próxima al Listan prieto como un individuo rosado (pendiente de confirmación definitiva).

La comunidad científica considera como nueva variedad, un varietal que comparte menos del 90% de similitud respecto a otro varietal ya conocido.

Una veintena de varietales investigados presentaron perfiles genéticos con semejanzas inferiores al 90%: una quincena aproximadamente con similitudes comprendidas entre el 89 y el 80%, que corresponderían a varietales nuevos pero muy próximos a alguna variedad descrita, y los restantes, con similitudes inferiores al 80%, ya estarían muy alejados de cualquier variedad de las diferentes Bases de Datos consultadas.

Los vinos herreños pueden presumir de territorio y singularidad Foto: Enrique Tapias

Los vinos herreños pueden presumir de territorio y singularidad Foto: Enrique Tapias

En su intervención la investigadora destacó, con los datos que se tienen de la riqueza de biodiversidad de la vid herreña, la importancia de la conservación de los nombres de las variedades, refiriéndose básicamente a conservar el nombre español, herreño o canario frente a otras variantes principalmente las portuguesas, y para ello es necesario la certificación de estos varietales únicos en El Hierro.

Un punto importante de la presentación de los resultados de investigación fue la insistencia de la profesora Fort en que los herreños y el resto de los canarios, “deben conservar los derechos sobre sus vides a todos los niveles, deben ser ellos los únicos dueños y administradores de estos varietales”.

Afirmando, que los viticultores no deben dar madera y menos para que salga de la isla, hasta su certificación y estaría bien, que sólo se dejara proliferar (siempre controladas por la DO El Hierro). En definitiva, se aconseja que la gestión de los recursos canarios fuese administrada por los mismos canarios.

Como conclusión, Francesca Fort, dijo que quizás la isla de El Hierro sea una de las que aporte una mayor biodiversidad a la vid actual no sólo en el ámbito macaronésico sino a nivel mundial (en una relación variedad nueva/km2).

Esto le permitiría a los viticultores y bodegueros herreños, “elaborar vinos únicos, de varietales únicos con posibilidad de microorganismo (levaduras-bacterias) que los haría únicos en el mundo”.

La investigadora Francesca, agradeció el trabajado y colaboración realizado por los viticultores, que facilitaron plantas e información, así como la implicación de los técnicos Alfredo Hernández de la DO Vinos El Hierro, y Andrés Acosta, del Cabildo herreño.

Los herreños, dueños de sus viñedos. La presidenta del Cabildo, Belén Allende, al afirmar con claridad el apoyo del Cabildo a la DO, dejo claro que el futuro del potencial vitivinícola herreño será lo que los herreños quieran, y recordó que el  Proyecto Europeo (Interrec Mac 2014-2020) en el que se trabaja,  cuya coordinación  será de  la Universidad de La Laguna, se terminó de gestar y recibió el último impulso durante la pasada TAFEÑA.

Insistió a los viticultores que este será el primer paso para la certificación de las variedades locales canarias. “Los canarios gestionando sus propios recursos. Y ahí estará el Cabildo de El Hierro”.

Tanto el Consejero de Agricultura del Cabildo de El Hierro, Juan Pedro Sánchez, como el Presidente del Consejo Regulador Alejandro Déniz, coincidieron con la Presidenta del Cabildo en que ahora es el momento de la Isla y es necesario concienciar a los viticultores del patrimonio vegetal vitivinícola que posee El Hierro y de su potencial, para convertir a los viñedos del hierro en un referente mundial, que aportaran a la isla riqueza y bienestar, proyección enoturística singular,  junto al paisaje peculiar de la isla que conforman los viñedos. 

Share