San Valentín, aunque tiene mucho arraigo popular no ha generado ninguna tradición gastronómica | Foto: matrimonio.com

San Valentín, aunque tiene mucho arraigo popular no ha generado ninguna tradición gastronómica | Foto: matrimonio.com

Hoteles y restaurantes diseñan menús especiales en los que no falta el chocolate, el producto fetiche de San Valentín

Ya decía el recientemente desaparecido crítico gastronómico Cristino Álvarez, más conocido por Caius Apicius, que la celebración del día de San Valentín, aunque tiene mucho arraigo popular no ha generado ninguna tradición gastronómica, si acaso la costumbre anglosajona de regalar bombones con forma de corazón.

Sin embargo, semanas antes de la llegada del 14 de febrero, día de los enamorados, los restaurantes y con más intensidad los ubicados en los hoteles se apresuran a elaborar menús específicos para ese día. Este año la lástima es que la fecha cae en miércoles, en mitad de la semana, y coincide con la celebración del entierro de la sardina, al menos en Santa Cruz capital.

Esto no ha sido un impedimento para el sector de la restauración que ya tiene diseñados sus menús. Por ejemplo, el restaurante Las Aguas, del hotel Bahía del Duque (Adeje) da un giro a su carta manteniendo el producto canario como bandera del restaurante. Tras los aperitivos, el chef Braulio Simancas, ofrece camarón, aguacate, cilantro y mojo picón; túnido canario, mojo hervido y toque picante; pescado fresco de lonja, reducción de su jugo y papas bonitas; carrilleras de cochino negro, mojo rojo y meloso de batata; agüita guisada de hierbas aromáticas de nuestro huerto; yogur artesano de cabra, fresas y rosas.

El sector de la restauración confía en que el ‘homenaje gastronómico’ se prolongue hasta el fin de semana | Foto: gloriusstreats.com

El sector de la restauración confía en que el ‘homenaje gastronómico’ se prolongue hasta el fin de semana | Foto: gloriusstreats.com

Junto al mar. Otro hotel del Sur, concretamente el Jardín Tropical, centra su oferta para el día de los enamorados en el restaurante Las Rocas, una terraza al lado de donde rompen las olas. Jorge Peñate empieza con sus panes y mantequillas con aromas a mar, aperitivo del chef, ostra en su ambiente al limón, jamón de atún infiltrado con grasa de ibérico y helado de tomate en rama; crema de camarón soldado y moluscos; lomo de foie gras sobre royal de setas de nuestra tierra; bacalao crujiente con purrusalda deconstruida; pato ligeramente braseado, castaña y trufa y fresas, rosas y chocolate.

Ya en Santa Cruz el, hotel Escuela Santa Cruz (HECANSA), se lanza con el siguiente menú: crujientes de salmón, queso crema y frutos secos, bajo tierra de piquillos con coulis de orejones; crema de almendras con núcleo de corazón; atún con vegetales para regalar; corazón de pomelo(sorbete) y mole con carrilleras con verduras y pensamientos, y de postre, cremoso de chocolate blanco sobre financiero de albahaca y núcleo de limón.

Pero no sólo los hoteles festejan el día de los enamorados. También los restaurantes buscan atraer a las parejas como el caso de Nacho Solana, en su local Solana. Tras unos aperitivos hay cremoso de papa negra a la mantequilla negra con caviar ruso; vieira salteada con alcachofa a baja temperatura, boletus y jamón ibérico de bellota, huevos a 63º frito con papa y crema de trufa, salmón ahumado ‘al momento’ con pasión; pato confitado, compota de manzana y foie líquido; sorbete de fresas con espuma de champagne y rosas y coulant de chocolate Valrhona con helado de Baileys.

Hoteles y restaurantes han preparado un menú especial para los enamorados | Foto: valentinesday.org

Hoteles y restaurantes han preparado un menú especial para los enamorados | Foto: valentinesday.org

La cordera de Josué Mendoza, en La Laguna, también tiene en cuenta este día tan especial para los enamorados. El primer paso es La Rosa (homenaje a Quique Dacosta); ostra al natural con granizado de fruta de la pasión; aguacate ahumado al vapor y holandesa de cebollino y mostaza; sashimi de atún, mojo rojo, y toques frescos y picantes; cazuela de peto, gochujang y escacho palmero; jarrete de ternera, jengibre y caqui; y chocolate, plátano, parchita y café y bombón.

La Orotava. Si vamos para el Norte, nos encontramos en La Orotava, con el restaurante Haydée, de los hermanos Suárez, Laura y Víctor, quienes nos ofrecen un menú sugerente para los enamorados, pero también para aquellos amantes de la gastronomía.  Con un total de 10 pases, los Suárez han preparado una fantasía gastronómica, comenzando por sus delicados y celebrados snacks, con impactos tan ensoñadores como la nube de queso majorero y mojo verde; la mini oreo de aceituna negra y crema de anchoa; la ostra Guillardeau nº2 con espuma de bloody mary; la royal de foie gras con gelatina de maíz dulce y maíz; el huevo a baja temperatura con carbonara de berros; la vieja con escamas crujientes, vinagreta caliente de cítricos y puré de batata; el canelón relleno de cordero con bechamel de tandoori y su tierra; el cremoso de fresa, sopa de hibiscus y helado de ruibarbo y vodka; y el brownie de cerezas, helado de chocolate blanco y aire de agua de rosas.

Que el amor se siente y se sienta a la mesa lo constata la encuesta del portal de reservas de restaurantes Eltenedor: el  90% de las parejas que celebre el 14 de febrero lo hace con una cena fuera de la casa, casi dos tercios tomarán vino y el precio que prevén  ronda la cantidad de 50 euros.  Otro de los motivos para que el sector de la restauración esté alegre es que al coincidir con el miércoles el ‘homenaje gastronómico’ continuará hasta el fin de semana. | José L. Conde

Share