Santana explicó que el grupo Envínate antepone siempre el respeto al paisaje y a la poca intervención en el proceso de transformar la uva en vino | Foto: Sergio Méndez

Santana explicó que el grupo Envínate antepone siempre el respeto al paisaje y a la poca intervención en el proceso de transformar la uva en vino | Foto: Sergio Méndez

La cata se celebró en El Gusto por el Vino, abarrotado de público, que quería degustar las elaboraciones, entre ellas la puntuada con 96+ de la Guía Parker

El establecimiento de El Gusto por el Vino se llenó hasta la bandera, en su mayoría jóvenes, que querían asistir a la cata de vinos, ofrecida por Roberto Santana, del grupo Envínate. La expectación por conocer los vinos que elabora en diferentes puntos de la Península Ibérica o Tenerife, como es Taganana, La Orotava o Santiago del Teide, fue máxima.

El grupo Envínate está integrado, además de por el tinerfeño Roberto Santana, por Laura Ramos, Alfonso Torrente, y José Ángel Martínez, y elaboran vinos también en zonas como Castilla La Mancha, Galicia, Murcia y Córdoba. Roberto y Alfonso ganaron el Campeonato del Mundo de Cata a Ciegas en el año 2015.

La expectación por conocer los vinos que elabora Envínate en diferentes puntos de la Península Ibérica o Tenerife, como es Taganana, La Orotava o Santiago del Teide, fue máxima | Foto: Sergio Méndez

La expectación por conocer los vinos que elabora Envínate en diferentes puntos de la Península Ibérica o Tenerife, como es Taganana, La Orotava o Santiago del Teide, fue máxima | Foto: Sergio Méndez

El primer vino para catar fue un Albahra, 2016, elaborado con viñedos de la varietal garnacha tintorera plantados en Almansa (Albacete). A continuación, presentó el Lousas Viñas de Aldea, también 2016, un tinto de la uva mencía y un pequeño porcentaje de otras variedades autóctonas que se encuentran mezcladas en el viñedo de la DO Ribeira Sacra. La uva procede de varias parcelas de más de 60 años, plantadas sobre suelos de lousa (pizarra).

Santana empezó la cata con dos de sus producciones fuera de Tenerife para explicar cómo trabaja el grupo Envínate que antepone siempre el respeto al paisaje y a la poca intervención en el proceso de transformar la uva en vino, como artesanos.

Ya en Tenerife empezó con un tinto elaborado en Santiago del Teide, donde tienen actualmente la bodega. Se trata de Benje (la traducción del guanche es Pico Viejo), 2016 y elaborado con la varietal listán prieto y algo de tintilla de distintos viñedos viejos, de 70 a 120 años, situados a más de 1.000 metros de altitud, sobre suelos volcánicos.

El establecimiento de El Gusto por el Vino se llenó hasta la bandera, en su mayoría jóvenes, que querían asistir a la cata de vinos | Foto: Sergio Méndez

El establecimiento de El Gusto por el Vino se llenó hasta la bandera, en su mayoría jóvenes, que querían asistir a la cata de vinos | Foto: Sergio Méndez

Puntos Parker. A continuación, se degustó el Táganan 2016, de la parcela Margalagua, que precisamente recibió la puntuación de 96+ en el listado de Robert Parker 2017, considerada la ‘biblia del vino’ en todo el mundo. Hay que decir que la clasificación Parker, que parte de los 50 puntos, sitúa entre los 80 y 89 puntos a los vinos muy buenos, por encima de la media; entre los 90-95 a las producciones fabulosas y de 96 a 100, la máxima puntuación, se reservan para los vinos sobresalientes.

Este vino extraordinario, en el que se aprecian las influencias del océano atlántico, se elabora con uvas procedentes de una parcela situada en Taganana, en el municipio de Santa Cruz de Tenerife, con listán negro y vijariego negro.

A continuación, le correspondió el turno a Migan, parcela La Habanera 2016, de La Orotava, un listán negro procedente de uvas de cepas de cordón trenzando, cuya producción se vende prácticamente toda en Estados Unidos.

Santana optó por un blanco para poner fin a la cata. Un Palo Blanco 2016, con la varietal listán blanco, procedente de una finca de Los Realejos. | J.L.C.

Share