Alexis García y su mujer, Marlene Hernández, posan sonrientes tras recibir el premio | Foto: J.L.C.

Alexis García y su mujer, Marlene Hernández, posan sonrientes tras recibir el premio | Foto: J.L.C.

El chef, junto a su mujer Marlene Hernández, regenta el obrador ubicado en Playa San Juan, en Guía de Isora, que este año cumple el décimo aniversario

Alexis García, de 100% Pan Pastelería se convirtió ayer en el  Pastelero Revelación 2018 en el primer concurso de estas características, organizado por Síbari Food Service en el encuentro gastronómico de Madrid Fusión. En el concurso había dos apartados, uno el de pastelero de restaurante y el otro el de obrado. Fue precisamente en este último en el que participó Alexis García, que estuvo ayudado en todo momento por su mujer, Marlene Hernández.

Alexis García tuvo dos contrincantes de peso como son Ester Roelas (The Pâtissier, Madrid) y  Lluís Pérez, de Lluís Pérez Pastiser de Palma de Mallorca).

Exotic es el nombre de este postre, con el que Alexis García ganó el premio | Foto: J.L.C.

Exotic es el nombre de este postre, con el que Alexis García ganó el premio | Foto: J.L.C.

Alexis García presentó un postre denominado Exotic, que contenía como ingredientes piña de Buenavista, fruta de la pasión, coco y mango, bizcocho y sablé (galleta francesa redonda y crujiente), prensado de coco tostado y lima y una crema ligera de yozu y cilantro.

El jurado estuvo integrado por  Marta de los Reyes, Jacobo Torreblanca, Jordi Brutón, Javi Antoja, Esteban Capdevilla y como invitado Martín Berasategui. Tras designar a Alexis García como pastelero revelación señalaron que el jurado había valorado la técnica empleada, los sabores de los diferentes ingredientes que lo componían pero también que un postre de obrador requiere de una serie de características muy diferentes al de restaurante.

En el apartado de mejor Pastelero de Restaurante venció Toni Clusella, del restaurante ABaC, tres estrellas Michelin en Barcelona, que está regentado por el televisivo y jurado de Master Chef, Jordi Cruz. | José L. Conde

Share