Ceviche de carabineros al aroma de rocoto

Ceviche de carabineros al aroma de rocoto

Royal Hideaway Corales Resort contará con un restaurante que fusionará las cocinas japonesa y peruana

Coral en Japonés se traduce como San Hô, el paraguas perfecto para dar nombre al nuevo restaurante de fusión japonesa y peruana de Royal Hideaway Corales Resort, el nuevo hotel de lujo de Barceló Hotel Group ubicado en Costa Adeje, al sur de Tenerife.

Una nueva propuesta que lleva el mestizaje de las culturas japonesa y peruana a las cocinas de este nuevo complejo en un ambiente estéticamente marino y con una combinación de sabores que hará de una cena en él una completa experiencia llena de sensaciones. Estará capitaneado por Jaime Palmar, en cuya trayectoria aparecen reconocidos restaurantes como Sensu, Kazan, Naiko o Kabuki.

Ostra con zumo de chili

Ostra con zumo de chili

Cocina de kilómetro cero. Los platos que forman la carta de San Hô tienen todos en común un aspecto: el origen de sus ingredientes. Elegidos cuidadosamente para que el resultado de cada receta sea siempre impecable, todos ellos son productos son de proximidad, aprovechando al máximo lo que Tenerife puede ofrecer para convertir la carta de San Hô en un auténtico viaje por tres puntos del planeta como Canarias, Japón y Perú.

Los japoneses llevan miles de años apostando por la comida ‘raw’, algo en lo que coinciden con los peruanos en muchas de sus recetas. El porqué de esta tendencia no es en vano, puesto que aporta números beneficios. Lo principal a tener en cuenta es que, al no cocinarlo, ahorramos las grasas que se usan en el proceso de cocción y evitamos la pérdida de determinados nutrientes o notas de sabor al no cambiar de estado.

Jaime Carvajal, chef de San Hô

Jaime Carvajal, chef de San Hô

Una carta cuidadosamente diseñada. Leche de tigre tradicional, cebolla roja fina cilantro y batata ahumada, con toques de tamarindo. Este es uno de sus ceviches, junto a otros como Pescado azul, aji panka, filamentos de daikon y plátano macho. Dos propuestas cuanto menos seductoras y exóticas que bailan al son de otras como los Usuzukuris, la versión más delicada del sashimi, de protagonistas tan deliciosos como las vieiras, el salmón, el atún toro o las ostras.

No obstante, no solo las opciones crudas copan esta carta, ya que en ella se pueden encontrar también suculentos platos como el edamame (ese entrante imprescindible), la tradicional sopa de miso o el anticucho de lomo bajo de ternera en escabeche, junto con diferentes opciones de wok o las de robatayaki (por ejemplo, del preciado wagyu). Por último, quien se decante por San Hô podrá también degustar el mejor y más tradicional sushi en versiones como los makis, futomakis y hosomakis.

A los postres también llega la originalidad en combinaciones de chocolate con chile o con la crema de kafir tostada y panela, así como la sopa de mango especiada con helado de cacahuete.  Todas estas creaciones dulces han sido diseñadas por Jonathan Padrón, reconocido maestro pastelero que cuenta con una estrella Michelin, junto con su hermano Juan Carlos, en su propio restaurante El Rincón de Juan Carlos. Son estos hermanos quienes guiarán también una de las mayores apuestas gastronómicas del hotel, Maresía, un espacio que funcionará por el día como pool lounge, y por la noche como espacio gastronómico con los platos estrella de dichos chefs.

Share