Fer Fernández, en la Gala Michelin, tras recibir su primera estrella

Fer Fernández, en la Gala Michelin, tras recibir su primera estrella

Santa Cruz apuesta por una restauración de nivel, La Laguna cuenta con una estrella Michelin y los hoteles del norte y el sur de la Isla se implican más con la restauración

La isla de Tenerife ha vivido un buen año desde un punto de vista gastronómico. La participación como isla invitada en Madrid Fusión; la presentación en Guía de Isora de la Guía Michelin España&Portugal 2018; el nombramiento como Chef del Futuro de Juan Carlos Padrón, de El Rincón de Juan Carlos; la entrega de los soles de la Guía Repsol en Las Cañadas del Teide o los reconocimientos a los vinos, como se puede apreciar en la recientemente publicada Guía Robert Parker, con puntuaciones que hasta ahora nunca había conseguido Canarias, son hitos del año que terminó hace una semana.

Este espectacular avance de la gastronomía ha ido acompañado de la apertura de nuevos restaurantes -algunos más lo harán en breves fechas- y con diferentes propuestas, y del logro de una nueva estrella Michelin -ya son seis en la isla- para el restaurante Nub, de Fer Fuentes y Andrea Bernardi.

Roberto Santana, uno de los enólogos de Envínate | Foto: S.M.

Roberto Santana, uno de los enólogos de Envínate | Foto: S.M.

Han sido hitos importantes a lo largo del año, algunos de los cuales, como Madrid Fusión o la Guía Michelin, han contado con la implicación decisiva del presidente del Cabildo, Carlos Alonso, y del Gobierno de Canarias. Tenerife no es solo ya un destino de sol y playa, sino que gastronómicamente tiene mucho que decir, y así ha sido reconocido por los principales críticos gastronómicos a nivel nacional.

Santa Cruz capital ha sido una de las ciudades que más ha visto crecer la gastronomía, con restaurantes que apuestan por tickets que rondan o superan los 40 euros. El japonés Aiko Sushi, con Orlando Rujano (ex Maguro) ; el Jaxana (influencias europea, hindú, china y malaya), que comanda Nacho Hernández (ex Grupo Monkey); el Nielsen (cocina europea con toques nórdicos), a cargo de Danny Nielsen (que vuelve a Santa Cruz tras pasar por el boutique hotel San Roque de Garachico y el Grupo Monkey);   el Abikore, en San Andrés, culinaria de influencias hispano-japonesas, de los propietarios de La Posada del Pez, la pareja Silvia Aguilera y Carlos Villar, con el chef Tadashi Tagami, que defendió la estrella Michelin del Kazan, y, por último, Marcos Tavío (Niqquei) que abrirá en la Casa del Duque, en el Iberostar Grand Hotel Mencey, pero que de momento prefiere esperar para contar qué nos tiene reservado.

Aberl Fernández, chef de Compartir QBA

Aberl Fernández, chef de Compartir QBA

Mudanzas. Estas aperturas, más que estrenos, son mudanzas de chefs que ya han trabajado en otros restaurantes, algunos de los cuales continúan su camino, o que, en su día, por razones diversas, cerraron sus puertas. Los cierto es que ahora han visto una oportunidad para el regreso, pero, eso sí, con afán de demostrar que la gastronomía de nivel tiene su lugar en una ciudad que, el año pasado, evaluó la posibilidad de optar a convertirse en capital española de la gastronomía. Aunque si algo se echa de menos en las cartas de la nueva restauración es una apuesta más convencida por los productos y materias primas canarias. También hay quién se pregunta si hay cama, con esos tickets, para tanta gente.  

La Ciudad de los Adelantados sí está de enhorabuena. El próximo 1 de febrero abre sus puertas el restaurante Nub, de Fer Fuentes y Andrea Bernadi, quienes recibieron una estrella Michelin por su trabajo en el local de la calle Antonio Zerolo y que ahora afrontarán en las instalaciones de La Laguna Gran Hotel, en la calle Nava y Grimón.

Josué Mendoza, chef de La Cordera | Foto: J.L.C.

Josué Mendoza, chef de La Cordera | Foto: J.L.C.

Dos jóvenes emprendedores también destacan en La Laguna: Abel Ferrándiz, en Gastrobar Compartir QBA, en la calle San Juan, 18, que está recomendado por la Guía Repsol, y Josúe Mendoza, en La Cordera, en la calle del mismo nombre, número 2, que están luchando contra viento y marea por sacar adelante su negocio.

Maresía. La principal novedad en el sur de la Isla es la mudanza de El Rincón de Juan Carlos a una casa próxima a Pasaje Jacaranda de Los Gigantes (Santiago del Teide), donde están actualmente, que permitirá a la familia Padrón trabajar en un espacio más amplio, moderno y vanguardista, que redundará en la atención al comensal y que les permitirá luchar en mejores condiciones para lograr la segunda estrella Michelin. Una faceta nueva que emprenderán los hermanos Padrón es el asesoramiento en el restaurante Maresía, ubicado en el Royal Hideaway Corales Resort, de La Caleta Adeje.

Víctor Rubia y Andrea Provenzano cocinan en Acuatromanos | Foto: J.L.C.

Víctor Rubia y Andrea Provenzano cocinan en Acuatromanos | Foto: J.L.C.

Novedad también en Guía de Isora. El chef Martín Berasategui abre su tercer restaurante en la Isla, concretamente el Melvin, en el complejo de lujo Las Terrazas de Abama.   

Un espacio gastronómico que no hay que perder de vista es Acuatromanos, sito en la calle Flor de Pascua, 2, de Los Gigantes (Santiago del Teide), de Víctor Rubia y Andrea Provenzano, dos jóvenes emprendedores con platos más que interesantes y con apuesta clara por el producto local.

El Puerto de la Cruz recupera su tono gastronómico y los hoteles también apuestan, como es el caso del Tigaiga, con un restaurante japonés, abierto recientemente, o un nuevo italiano en el hotel Botánico. | José L. Conde

Share