Rodolfo Castro Galiana

Rodolfo Castro Galiana

Entrevista con Rodolfo Castro Galiana, periodista y profesor de la Universidad Complutense

La proliferación de denominaciones de origen (DO) puede ser un factor que contribuya a confundir a los compradores”, señala a este periódico Rodolfo Castro Galiana, quien recientemente presentó el libro ‘La comunicación del vino’, en el que concluye que el vino español suspende a la hora de comunicar el producto. Castro Galiana es periodista y doctor por la Universidad Complutense, y está especializado en la comunicación del vino.

- ¿Canarias, y especialmente Tenerife, comunica bien sus vinos o, por el contrario, la diversidad de DO es una barrera para identificarlos?

 “Creo que la diversidad de denominaciones de origen de vino que existen en las Islas Canarias ocasiona una cierta dificultad a la hora de divulgar los vinos locales, principalmente en la Península y en el extranjero. Este no es un problema únicamente canario. En España hay unas 132 zonas de elaboración de vino y ni siquiera los más expertos son capaces de memorizar la mitad de ellas. Parece evidente que la proliferación de denominaciones puede ser un factor que contribuya a confundir a los compradores. Si en Canarias se consolidara una fórmula que permitiera al consumidor final asociar fácilmente, bajo una sola referencia comercial, a los vinos de las distintas islas, lógicamente cabría pensar que se incrementaría el conocimiento del producto y, en consecuencia, las ventas. Además, se da la magnífica circunstancia de que Canarias es un lugar que goza de una buena imagen en todo el mundo. No obstante, una eventual convergencia bajo una única marca paraguas que no fuera acompañada de una campaña de comunicación adecuada, tampoco solventaría a medio plazo el desconocimiento que se tiene del vino canario. Con el fin de referir el actual nivel de notoriedad de las denominaciones canarias, conviene citar que en La comunicación del vino hemos jerarquizado en siete grupos la notoriedad mediática de 125 denominaciones en la prensa y en los medios digitales que se editan en España, y que son las siguientes: alta, buena, media, baja, muy baja, muy escasa e inapreciable. La presencia de las DO canarias en los medios del conjunto de España es la siguiente: alta, 0; buena, 0; media, 0; baja, 1; muy baja, 3; muy escasa, 3, e inapreciable, 4”.

En España hay unas 132 zonas de elaboración de vino y ni siquiera los más expertos son capaces de memorizar la mitad de ellas

En España hay unas 132 zonas de elaboración de vino y ni siquiera los más expertos son capaces de memorizar la mitad de ellas

- ¿Las DO deberían creer más en los medios de comunicación para explicar sus vinos, lo que en definitiva redunda en una mayor comercialización?

“Las DO y las bodegas tienen que asumir que una buena notoriedad en los medios aporta beneficios en las cuentas de resultados. Hay una relación muy estrecha entre el conocimiento que los públicos tienen de las denominaciones y las ventas que sus bodegas alcanzan. Además, puedo añadir que el 80% de los directivos de bodegas y DO consideran que la comunicación en los medios es un factor que contribuye a incrementar las ventas, según una encuesta en la que participaron 360 directivos del sector y cuyas conclusiones se incluyen en el libro”.

- ¿Los medios canarios que usted conoce explican bien nuestros vinos?

“Los medios tienen la obligación de defender los intereses de la comunidad donde se editan. En este sentido, la divulgación del vino que hacen algunos diarios de Canarias, entre los que se encuentra DIARIO DE AVISOS, cabe calificarla de buena, si se considera, además, la envergadura económica de la industria local del vino y la aparentemente escasa política de comunicación que sus actores vienen desarrollando”.

El vino español suspende a la hora de comunicar el producto

El vino es un producto poco competitivo en comparación con otras bebidas frías envasadas, en especial la cerveza

El vino es un producto poco competitivo en comparación con otras bebidas frías envasadas, en especial la cerveza

La industria vinícola española reúne sobradamente todas las condiciones para incrementar el consumo de vino en el mercado interior, pero se muestra incapaz de superar lo que aparenta ser el último escollo que le resta por salvar: la comunicación del producto. El déficit de comunicación se agudiza a la hora de relacionarse con los consumidores más jóvenes, lo que convierte al vino en un producto poco competitivo en el mercado interior, en comparación con un mayor empuje mediático de otras bebidas frías envasadas, en especial la cerveza. España es un paraíso enológico con una industria vinícola de gran potencial, que ha superado con nota numerosos retos en el pasado reciente. No obstante, presenta el inconveniente ya señalado de que se ha estancado en lo relativo a la divulgación del producto. Esta es una de las conclusiones del libro del periodista Rodolfo Castro que se acaba de poner a la venta. | José L. Conde

Share