Portada del libro

Portada del libro

Dos investigadoras onubenses, María José Blanco y Pepi Gallinato, han estudiado durante dos años la pasión de Zenobia Camprubí por la cocina y por cuidar el delicado estómago de Juan Ramón Jiménez, lo que les ha permitido sacar a la luz 158 recetas de cocina escritas por ella.

Un trabajo que ha sido posible mediante la digitalización de los fondos de la Universidad de Puerto Rico, que les ha permitido ahondar en sus archivos, localizando numerosas recetas, tanto en español como en inglés, recogidas por Zenobia y entre sus papeles y documentación, reunidas ahora en el libro ‘La cocina de Zenobia’.

Editado por Editorial Niebla, el libro, como ha explicado a Efe el responsable de su edición, Rafael Pérez, es fruto de una intensa labor de documentación de sus autoras, que trabajan en la Fundación Juan Ramón Jiménez, “y han podido sacar a la luz esta joya, con mucha documentación conseguida durante su trabajo”.

Las autoras han recopilado recetas que a veces aparecen sueltas, y otras, mezcladas en inglés y español, además de recogidas en cuadernos con diferentes tipos de documentos o en cartas, sobres o pequeños trozos de papel, con lo que han logrado reunir 158 recetas, 102 en español y 56 en inglés.

En la mayoría de las recetas las medidas son americanas, con el peso en libras y los grados del horno en Fahrenheit, y las autoras han respetado estas medidas, “pero le hemos puesto en corchetes su equivalencia en la medida española”, mientras que “en algunas ocasiones nos hemos encontrado el nombre del plato con los ingredientes únicamente, sin comentar cómo se elabora, y a veces aparece el nombre del plato con la elaboración de la receta, pero sin indicar los ingredientes”.

En ambos casos han sido añadidos entre corchetes ingredientes o elaboración, “y cuando la elaboración está completa, pero es muy confusa, hemos intentado aclararla poniendo algunas notas entre corchetes”.

Otras hablan de “comidas con los sabores de la niñez que, posiblemente, hacían mucho bien al nostálgico poeta haciéndole retrotraerse en el tiempo”, ya que “comprobando el efecto beneficioso en Juan Ramón, posiblemente Zenobia pidió a su cuñada y a su suegra que le dieran diferentes recetas ante la añoranza del poeta a la cocina familiar”.

Con todo, se ha conseguido reunir una selección de recetas que hablan no sólo de cocina, sino también de cómo se cuidaba Juan Ramón de sus problemas estomacales, como lo hacía la propia autora de las recetas o cómo vivía el matrimonio alejado de España incluso en términos culinarios. | EFEAGRO

Share