La tortilla de papas es la más pedida en los bares y restaurantes españoles | Foto: J.L.C.

La tortilla de papas es la más pedida en los bares y restaurantes españoles | Foto: J.L.C.

La tortilla de papas es la más pedida en los bares y restaurantes españoles, seguida de papas bravas, croquetas y ensaladilla rusa

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua la define como una “pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”, pero es mucho más; la tapa es una enseña de la gastronomía y la marca España, y ya tiene su día Mundial, que se celebra hoy por sexta vez.

En los establecimientos adheridos a los más de 400 rutas de la tapa por todo el país, en el cupón de la ONCE, en uno de los vuelos de Iberia Exprés o hermanada con el IV Aniversario de la madrileña Plaza Mayor… la tapa será mañana la “pequeña gran protagonista” gastronómica de la jornada.

Y aunque no necesita adeptos -este bocado español se ofrece gratis o se pide en la mayoría de las barras de bar con bastante éxito-, en esta sexta edición de su día mundial, la tapa busca amigos.

Las croquetas no faltan en los tapeos | Foto: J.L.C.

Las croquetas no faltan en los tapeos | Foto: J.L.C.

Para aumentar la pandilla de seguidores del “tapeo”, Saborea España, organizador de esta jornada, ha preparado un Club de Amigos de la Tapa que amadrinará la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en un acto que acogerá otro edificio muy vinculado a la gastronomía tradicional, la Casa de la Panadería.

Formar parte “oficialmente” del club de amigos de la tapa es fácil: hay que firmar un manifiesto que la reconoce como una de las “enseñas gastronómicas” de España, “parte de nuestra cultura y de nuestra forma de socializarnos” y un “fenómeno único” que no se da en otros países”.

Según dicho documento, la tapa es un bocado “genuinamente español y un referente de la riqueza, la variedad y la alta calidad gastronómica”.

“Se disfruta en bares, cafeterías y restaurantes, y está presente en la barra de todos ellos”, añade, por lo que “es uno de los emblemas también de la hostelería española.

Los hoteles de Madrid también se han unido a esta celebración y durante diez días llevarán a cabo el II Hotel Tapa Tour, un concurso con fines solidarios.

Y, como todo referente de la denominada Marca España, el objetivo es también conquistar a paladares y viajeros foráneos.

Tapa de morcilla dulce | Foto: J.L.C.

Tapa de morcilla dulce | Foto: J.L.C.

De la mano de Turespaña, el Día Mundial de la Tapa saldrá de las fronteras hacia diferentes destinos, con acciones en lugares tan dispares como Bombay, Dublín o París, mientras que en Roma se celebrarán los actos oficiales en el extranjero.

La tortilla de patatas es la tapa más pedida en los bares y restaurantes españoles, seguida de patatas bravas, croquetas y ensaladilla rusa, y se acompaña mayoritariamente de una caña de cerveza, según el I Estudio sobre la Tapa, que se presentó en el Día Mundial de la tapa de 2016.

En el 58,5 % de los establecimientos la ofrecen gratuitamente junto a la bebida y en el resto, el coste medio se sitúa entre 1,50 y 2,50 euros.

Una vez que se sale a “tapear”, dos de cada tres consumidores se comen entre una y tres tapas, frente a un 33 % que se anima a pedir o elegir hasta cinco, precisa el citado informe.

Es una costumbre fundamentalmente de fin de semana y con mucha aceptación entre los adultos jóvenes, ya que el 76 % de los asiduos a la tapa se mueven en la horquilla de entre 30 y 45 años.

El Día Mundial de la Tapa va ganando en madurez, reconocimiento, adeptos y, ahora, en “amigos”, una manera de exportar nuestra gastronomía y nuestra forma de socializar a través de la gastronomía en pequeñas porciones. | Lucía Ruiz Simón | EFEAGRO

Share