Cucurucho de tempura de bacalao con ali-oli de cilantro del restauante El Mirador, de El Corte Inglés de Tres de Mayo | Foto: J.L.C.

Cucurucho de tempura de bacalao con ali-oli de cilantro del restauante El Mirador, de El Corte Inglés de Tres de Mayo | Foto: J.L.C.

La compañía invertirá más de 11 millones en reforzar área de restauración

El Corte Inglés apuesta por el negocio de la gastronomía y la restauración como un área “estratégica” de la compañía, en la que invirtió cerca de 20 millones de euros el año pasado y destinará más de 11 millones a lo largo de 2017.

Así lo ha explicado en un acto con periodistas el director de Hostelería de El Corte Inglés, Guillermo Arcenegui, quien ha revelado que el grupo cuenta actualmente con cerca de 400 espacios vinculados a la alimentación -entre supermercados, restaurantes propios y externos, cafeterías, etc.- y que está previsto sumar entre 30 y 45 nuevas aperturas antes de cerrar 2018.

“El peso de estos negocios crece pero no es significativo, supone menos del 5 % de la facturación” -las ventas de sus centros comerciales fueron de 9.449 millones en 2015-, ha apuntado Arcenegui.

No obstante, durante los últimos tres años, el número de compradores que acuden a un centro de El Corte Inglés y visita algunos de estos espacios gastronómicos “prácticamente se ha duplicado”, y ya representa más de un 8 % de todos los clientes.

Sólo en 2017 se calcula que recibieron 30 millones de visitas, de acuerdo con sus propios datos.

Arcenegui ha insistido en que la actividad vinculada a la alimentación y la hostelería tiene como principal objetivo “mejorar la experiencia” de compra del cliente de El Corte Inglés, una apuesta estratégica a nivel de grupo que se viene reforzando desde su llegada al cargo, hace un lustro.

Es precisamente este propósito el que lleva a la compañía a no plantearse, al menos a corto plazo, llevar su modelo de “Gourmet Experience” o “Club del Gourmet” fuera de sus centros comerciales.

Arroz del restaurante El Mirador de El Corte Inglés de Tres de Mayo | Foto: J.L.C.

Arroz del restaurante El Mirador de El Corte Inglés de Tres de Mayo | Foto: J.L.C.

“No es una idea a descartar, pero por ahora no lo vamos a hacer. Aunque nos han llegado ofertas -algunas del extranjero, concretamente del Norte de Europa y Sudamérica- que es cierto que son tentadoras”, ha reconocido.

Además de nuevas aperturas, la línea a seguir por parte del departamento de Hostelería pasa por continuar reformando los actuales establecimientos y probar nuevos conceptos.

Sólo en las cafeterías ya ha detectado que el tráfico aumenta entre un 6 y un 15 % después de ser sometidas a un proceso de remodelación.

Ejemplo de ello son los planes de El Corte Inglés para trasladar el modelo implementado en Barcelona con la “Plaça Gastro Mercat” a dos de sus centros en Valencia (Colón) y Alicante (Maisonnave), y que sustituirá a las actuales cafeterías.

También en 2017 está previsto inaugurar dos nuevos “Gourmet Experience” -donde se reúnen diferentes firmas de restauración en un mismo espacio- en Lisboa y Canarias.

La previsión de la empresa es que su inversión en este área de Hostelería permita generar más de 600 nuevos puestos de trabajo a cierre de 2018 entre los negocios propios y los acuerdos con otras marcas externas.

Respecto al perfil de los clientes de los espacios gastronómicos de la cadena, Arcenegui ha señalado que la mayor parte son mujeres -el porcentaje varía sensiblemente en función de la ubicación y el tipo de centro- de entre 35 y 65 años, con la comida y la merienda como horas punta a nivel de tráfico.

Uno de los retos del departamento que dirige es el de ayudar también a atraer a turista a los centros, un objetivo “fundamental” y que exige adaptarse a personas que proceden de diferentes partes del Globo con gustos gastronómicos variopintos.

A nivel general, desde El Corte Inglés han destacado igualmente la decisión de rediseñar sus menús para “regionalizarlos” y adaptarlos a las nuevas tendencias “eco” y de comida saludable, con especial atención al producto fresco y adquirido a proveedores locales, en línea con la política que ya siguen sus supermercados.

La firma de nuevos acuerdos con cocineros de prestigio para abrir más restaurantes en sus centros, la expansión del concepto “bistró” o la importancia del área de negocio de comida preparada son otros de los puntales de esta estrategia. | EFEAGRO

Share