Gamba roja de Denia, en su punto, con caldo de umami marino, plancton y papas negras | Foto: J.L.C.

Gamba roja de Denia, en su punto, con caldo de umami marino, plancton y papas negras | Foto: J.L.C.

Rubén Cabrera consolida una oferta gastronómica muy personal con toques de vanguardia

El chef Rubén Cabrera no es la primera vez que aparece en estas páginas de gastronomía. Lleva años al frente de la cocina del restaurante La Cúpula del hotel Jardines de Nivaria, próximo a la playa de Fañabé, en Adeje, y siempre ha despertado curiosidad su trabajo en los fogones, primero por su vistosidad a la hora de emplatar y luego por la fusión de ingredientes y sabor.

Cabrera afronta ahora el reto culinario, pero en un marco totalmente distinto. El hotel Jardines de Nivaria se ha remodelado para adaptarse a los nuevos tiempos.  De hecho, la antigua ubicación del restaurante, en primera línea de calle, ha desaparecido. Ahora está en la cuarta planta, con un acceso cómodo y rápido desde el hall, hasta llegar a una nueva terraza totalmente acristalada y que se puede abrir, si las condiciones climatológicas lo permiten, para disfrutar de unas espectaculares vistas de Playa de Las Américas, el litoral y, al fondo, la isla de La Gomera. De la sala se encarga con maestría Antonio Izquierdo.

El comedor ha aumentado el número de mesas y ha olvidado el concepto clasicista, en favor de una nueva y radical perspectiva en la decoración con un salón a dos alturas (para que los comensales más próximos al cristal no impidan la visión de los otros). Destacan lámparas de diseño originales y de vanguardia, unas mesas, junto a otra auxiliar para colocar platos y las botellas de agua y vino, y sillas confortables para disfrutar mejor de las cenas (no abre al mediodía). También hay una bodega acristalada, que se aprecia desde el salón, y una nueva carta de vinos, con opciones de los mejores tintos y blancos de nuestras islas.

La cocina ha mejorado en amplitud y medios lo cual ha beneficiado los resultados de la culinaria que elabora Rubén Cabrera. Este chef, nacido en Finca España pero que desde pequeño se trasladó a Adeje, ahonda en su propuesta en un menú personal y con una vajilla diseñada específicamente.

De entrada, Cabrera prepara una ostra Ancelin, con jugo de lima kafir y salicornia con caviar de pomelo rosa. Luego un ravioli relleno de faisán con queso flor y lacado con salsa de ánguila y caviar de parchita, plato que sale bordado.

Sigue la degustación con una gamba roja de Denia, en su punto, con caldo de umami marino, plancton y papas negras.  La sorpresa del chef llega con un mortero de tomate cherry ecológico, que elabora uno de los miembros de la sala, a la vista del cliente y cuyo resultado es francamente bueno.

En el apartado del pescado le toca el turno a una lubina salvaje frita, que presenta lacada con ponzu, mahonesa de aceitunas y jugo de galera. El toque canario es una paletilla de cochino negro, son salsa teriyaki isleña, como la define Cabrera, con yema de huevo en salazón con ajo negro y tirabeques.

El postre es un clásico ya del chef de La Cúpula que los comensales se resisten a que desaparezca de la carta: el Mundo de Chocolate, un crocante de cacao, en cuyo interior aparecen la malvasía, el listán y el vino Humboldt, que confirma sin duda la apreciación de la clientela. | José L. Conde

Restaurante La Cúpula. Hotel Jardines de Nivaria. C/ París, s/n. Costa Adeje
Horario: De martes a sábado, de 19:00 a 23:00 horas
Teléfono reservas: 922 71 33 33

Share