De izquierda a derecha: Rubén Cabrera, chef de La Cúpula; David Adrián, en representación de la propiedad Adrián Hoteles, y Ricardo Gutiérrez, director de Alimentación y Bebidas del grupo hotelero | Foto: J.L.C.

De izquierda a derecha: Rubén Cabrera, chef de La Cúpula; David Adrián, en representación de la propiedad Adrián Hoteles, y Ricardo Gutiérrez, director de Alimentación y Bebidas del grupo hotelero | Foto: J.L.C.

Rubén Cabrera, que quedó segundo en el concurso de Basque Culinary Center, ha renovado el menú degustación con platos creativos y buenas materias primas

El restaurante La Cúpula, del hotel Jardines de Nivaria, ha renovado su carta de cara a estos meses de verano en los que los rigores de las temperaturas obligan a unas cenas, sólo abre por las noches, más ligeras. Al frente del restaurante se encuentra el chef Rubén Cabrera que, desde que entró en este establecimiento en el año 2007, ofrece unos platos que, a primera vista, solo con echar una mirada a la presentación despiertan interés. Luego hay que añadir las buenas materias primas que van desde el bogavante azul hasta las pequeñas verduritas baby.

En la presentación del  menú a los medios de comunicación estuvieron presentes David Adrián, en representación de la propiedad Adrián Hoteles, y Ricardo Gutiérrez, director de Alimentación y Bebidas del grupo hotelero.

La nueva carta de verano, elaborada por Rubén Cabrera, comenzó con un gazpacho de col roja con toques frescos de sandía y eucalipto, que dio paso a un bogavante azul tipo cóctel salado de cocochas de bacalao y berenjenas con haba tonka. Este plato fue presentado en el interior de una concha de erizo que es servida con hielo seco para crear ese ambiente de humo.

Una sabrosa ensalada biológica estacional, con verduras cultivadas en el Sur de la Isla, dio paso a una merluza de Celeiro, en su punto, sobre clorofila de pak choi, calamar y ajo negro. Cambio de tercio con un sorbete de manzanas rojas maduras con toques cítricos y, luego, el plato fuerte consistente en un cochinillo negro canario lacado con sabores palmeros, una versión distinta de las que prepara Cabrera con esta raza porcina autóctona de las islas. El punto final fue un cremoso de mangostán, cardamomo verde y helado de plátano con balsámico blanco.

El maridaje fue con vinos de las islas. De entrada un Viñátigo Marmajuelo D.O. Ycoden-Daute-Isora y El Grifo seco de Lanzarote. El tinto, cayó también en esta ultima isla, un Bermejo, maceración carbónica.

Apuntar que el restaurante, que solo abre por las noches,  de lunes a sábado, también continúa con su tradicional carta.

En esta misma sección ya nos hemos referido a Rubén Cabrera, quien este año ha quedado finalista en Madrid Fusión en el Concurso de Bocadillos de Autor, y segundo en Cocinando nuestros sabores, del Basque Culinary Center, con su Cochinillo canario lacado en su entorno.

Formado en cocinas como las de Juan Mari Arzak o Mugartiz, Cabrera marca un estilo propio en el restaurante La Cúpula donde no pone límites a su imaginación, a excepción del uso de buenas productos y materias primas y correctas técnicas a la hora de tratar los ingredientes.  Y además en una sala donde pueden encontrarse antigüedades y vistas a la cúpula, icono del hotel. | J.L.C.

 

Restaurante La Cúpula. Hotel Jardines de Nivaria Calle París s/n, Playa de Fañabé. Costa Adeje.
Información y reservas: 922 71 33 33.
www.adrianhoteles.com/jardines-de-nivaria/gastronomia/la-cupula/

Share